Cafe_manchado
Recetas de Café

Cafe Manchado: qué es y cómo preparlo

Hoy en día el mundo del café es tan extenso que existen miles de maneras distintas de preparar nuestra taza de café favorita: un café solo (o espresso), un café con leche y espuma, el famoso Capuccino, el café bombón… Pero si has llegado hasta aquí es que la duda que te corroe y quieres resolver de una vez por todas es la de qué es exactamente el llamado Cafe Manchado y cómo se prepara.

Por eso mismo en este post vamos a explicarte de qué se trata, en qué se diferencia de otras preparaciones similares y el paso a paso de su preparación, la cual es extremadamente sencilla.

Si como a nosotros, te gusta experimentar con el café y disfrutarlo cada día de una manera diferente, sigue leyendo y aprenderás una nueva preparación de tu bebida favorita.

¿Qué es un Cafe Manchado?

Aunque parezca increíble, un Cafe Manchado no es más que un vaso de leche caliente al que se le añaden unas gotas de café. De ahí el nombre de esta peculiar preparación, al cual podríamos llamar perfectamente leche manchada de café.

Puede sonar confuso, sí. De hecho, su nombre, si lo tradujéramos al italiano, nos encontraríamos con el conocido Macchiato (manchado en italiano), pero te sorprenderá saber que nada tienen que ver el uno con el otro por mucho que compartan nombre en sus respectivas lenguas.

¿Te haces una idea de las diferencias que pueden tener estas dos preparaciones? Sigue leyendo y averigua qué nos servirían en Italia si le pidiéramos al camarero un Caffè Macchiato.

¿Qué diferencia hay entre un Cafe Manchado y un Macchiato?

Un Caffè Macchiato sería nuestro equivalente de Cafe Cortado. Es decir, un café con un poco de leche. Exactamente lo contrario a nuestro cafe manchado. Como habrás podido observar, todas estas preparaciones tienen en común dos elementos: el café y la leche. Tan solo les diferencia las cantidades que se ponen de cada uno de ellos al resultado final.

Te hemos preparado un resumen para que te quede claro todo este nuevo mundo que te estamos descubriendo y sus respectivos nombres tanto en italiano como en español para que así te conviertas en todo un experto cafetero:

Cafe Manchado (Latte Macchiato en Italia): Un vaso de leche caliente con unas pequeñas gotas de café. 

¿Sabías que también se le conoce por el nombre de Café Lágrima? Esto es debido a la comparación de unas lágrimas con la cantidad de café que se le añade a la leche en esta preparación.

Caffè Macchiato (Café cortado en España): Un café con una pequeña cantidad de leche. El resultado es un café mucho menos amargo, más suave y delicado.

Café con leche (en ambos países coincide este nombre): el café con leche es un tipo de café mezclado con leche a partes iguales.

Esperamos que ahora ya tengas claras las diferencias de estas suculentas y muy diferentes preparaciones de café. Cada variedad es única y apetecible a distintas horas del día y según en qué situaciones te apetezca degustarlos.

El café, para los amantes de esta bebida, es todo un placer y además puede prepararse de tantas maneras que prácticamente podríamos tomar uno cada día de la semana.

¡Pero esto no es todo lo que hemos preparado en el post de hoy!

No puedes perderte nuestro paso a paso súper sencillo para que puedas prepararte el café protagonista de este post de hoy: El Cafe Manchado. Verás lo fácil que es de preparar y lo delicioso que resulta para disfrutarlo por la tarde, a la hora de merendar o cuando más te apetezca. ¡No te lo pierdas!

Cómo preparar un Cafe Manchado

A continuación puedes ver el paso a paso de la preparación del Cafe Manchado original, y recuerda: ¡No la confundas con el Caffè Macchiato italiano!

1.     Primero debes preparar tu café de manera habitual ya sea en cafetera italiana, cafetera con filtro, café soluble… etc. El sobrante puedes usarlo para preparar otros cafés o cualquier otra preparación, recuerda que tan solo usarás unas gotas por cada taza de Café Machado.

2.     Una vez preparado el café, a continuación debes calentar la cantidad de leche de tu preferencia ya sea en una olla, en el microondas o con un vaporizador de leche si lo tienes en casa. Un pequeño truco que te recomendamos es espumar la leche antes de calentarla, así obtendrás una espuma deliciosa que puedes colocar por encima de tu cafe manchado ya listo.

3.     Para espumar la leche debes verterla fría en un recipiente con tapa y agitarla manualmente durante un minuto entero. También puedes hacer este proceso ayudándote de una batidora eléctrica o de un espumador.

4.     Ahora solo te queda calentar la leche, verterla en tu vaso o taza, añadir unas pequeñas gotas del café y, si has optado por hacer espuma de leche, colocarla por encima para darle el delicioso toque final a tu Cafe Manchado original.

5.     Como paso extra puedes espolvorear un poco de canela, cacao en polvo o café molido finamente para darle un toque profesional. Aunque este paso es totalmente opcional, le añadirá un toque diferente al resultado final, lo cual te puede servir para cambiar un poco el sabor cada vez que prepares este café. ¡No dejes de experimentar, seguro que tú mismo te sorprendes de las deliciosas combinaciones que se te ocurren!

¡Listo! No puede ser más fácil y apetecible. Sabemos que no es la receta en la que más se disfruté del sabor puro del café, sobre todo debido a las pequeñas cantidades que tiene de éste, pero te aseguramos que te encantará probar esta variación para cambiar un poco de tu taza de café habitual.

Esta receta de café, también es perfecta para quienes se están adentrando poco a poco en el maravilloso mundo del café o para quienes les altera demasiado la cafeína en grandes cantidades.

Pruébalo y seguro que el cafe manchado se convierte en un indispensable en cualquier merienda o desayuno de fin de semana en familia.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *