Cafe_Irlandes_.
Tipos de Café

Cafe Irlandes: cómo prepararlo paso a paso + consejos

Antes de hablar sobre el propio cafe irlandes debemos conocer un dato curioso y fundamental a tener en cuenta para poder disfrutar de su verdadero sabor.

En muchos locales que lo sirven, es preparado con whisky escocés, lo cual es un poco contradictorio y quizá en esos sitios deberían llamarlo café con whisky, sin más. Una de las principales características de este tipo de café es su preparación con whiskey irlandés que además de la letra “e” que contiene en su nombre, se diferencia del escocés en que se elabora solo con cebada que se deja secar sin usar turba y se somete a una destilación triple, todo ello hace que el sabor sea más delicado y suave que el del whisky escocés.

Tampoco debemos confundir el whiskey irlandés con el whiskey americano, el cual se elabora con maíz como grano principal.


Una vez aclarado esto procedemos a conocer mejor este tipo de café y cómo se prepara.

¿Qué es un cafe Irlandes y cuál es su origen?

Para su preparación únicamente necesitamos unos 4 ingredientes, y a pesar de que existen diferentes recomendaciones sobre las medidas y proporciones, es recomendable que el resultado del irlandes sea de unos 150 mililitros.

A continuación vamos a explicar cómo se prepara el cafe irlandes pensando en la medida final de 150ml. Este café aparecerá divido en tres capas, y al beberlo se mezcla, siendo todo un espectáculo para los sentidos.

Los ingredientes necesarios son los siguientes:

  • Whisky irlandés, recomendamos utilizar 40 mililitros.
  • Café expreso siempre caliente – 80 ml.
  • Crema de leche – 30 ml. (si no tienes, algunas personas utilizan nata batida)
  • Canela.
  • Azúcar moreno (1 cucharada)


La actual receta del irlandes conocida por todo el mundo se creó en la década de los años 40 del siglo XX, concretamente durante un invierno my frio en el aeropuerto de Shannon de Irlanda. La historia cuenta que debido a un retraso de un vuelo de la aerolínea Pan American, Joe Sheridan tuvo la idea de añadir whisky irlandés a su café para ayudar a contrarrestar el frío.

Hay quienes piensan que este tipo de café fue la inspiración para que Gilbeys of Ireland lanzara en 1974, la conocida bebida llamada Baileys, esta bebida está elaborada también con crema, café y whiskey irlandés. Muchas personas se refieren al Baileys como el café irlandés industrializado.

Cómo preparar un Cafe Irlandes paso a paso

Puesta a punto de los ingredientes.
Primero calentaremos agua para posteriormente verterla en las copas en las que vamos a preparar el café, el objetivo es que éstas se vayan calentando con el agua caliente, una vez realizado este paso seguiremos preparando nuestro combinado de café. Habitualmente en Irlanda se toma en una copa de cristal alargada, así que para mantenernos fieles al autentico espíritu del cafe irlandes, deberíamos utilizar este tipo de copas tradicionales.

Preparación del café

El siguiente paso es preparar un café de calidad e intenso, recomendamos un café cargado y hecho en una cafetera expreso. Si no dispones de una de ellas, puedes utilizar una cafetera italiana cargándola con una buena cantidad de café.

Whisky + azucar

Calentamos en un recipiente al fuego una mezcla de whisky con azúcar. Para ello verteremos 2 cucharadas de azúcar con el wiskey y cuando esté casi a punto de hervir, removeremos hasta que se mezclen el whiskey y el azúcar de forma uniforme. También existe la opción de flambearlo, quemaremos con un mechero el alcohol para reducir la carga alcohólica del café.

El toque final: la nata

El último elemento que añadiremos a este café es la nata o crema de leche. Para poder prepararla, tenemos que batir la nata o la crema de leche hasta que comience a montar. Según los puristas del irlandés no se debe convertir en nata montada, aunque algunos prefieren seguir batiéndola hasta conseguirla. Una vez la tengamos lista la pondremos como el último ingrediente en la copa.

Forma de servir el cafe irlandes

Una vez tenemos todo listo, desechamos el agua de las copas que nos ha servido para calentar las copas, no dejando que se enfríe la copa antes de verter el whiskey en ella. El whiskey debe llegar a un tercio de la copa aproximadamente. A continuación, añadiremos el café, éste deberá ocupar dos tercios de nuestra copa.

Finalmente, con muchísimo cuidado y con una cucharilla pequeña dándole la vuelta, vertemos la nata que hemos elaborado antes. es muy importante que la capa de nata y la de café no se mezclen. El objetivo es que quede en 2 niveles bien diferenciados y no se mezclen entre si, estos dos elementos del cafe irlandes.

A muchas personas le gusta espolvorear canela o cacao en la parte superior, también se puede decorar con un par de granos de café.

¡Ya lo tienes listo para tomar!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *