cafe_con_leche
Tipos de Café

Cafe con Leche: cómo prepararlo paso a paso

Existen múltiples formas y oportunidades con las que disfrutar del aporte de energía que ofrece el café, bien para arrancar la rutina diaria en el trabajo o para reforzarnos durante el descanso. ¿Quién es capaz de decir que no a una taza bien caliente de café?

El café presenta variantes, entre ellos destaca el cafe con leche como uno de los más populares. Sigue leyendo y descubre cómo se prepara correctamente, así como las diferentes curiosidades y consejos sobre este tipo de café.

¿Qué es un cafe con leche?

El cafe con leche es una de las bebidas más consumidas entre el consumo de café. Su composición se basa en dos únicos ingredientes: el café espresso y la leche. La proporción de cada componente varía en función de la zona geográfica o el gusto personal, pero tiende a contar con un 50% de cada ingrediente.

No obstante, es habitual que se eche un mayor porcentaje de leche en aquellas personas que quieran evitar el fuerte sabor a café. Su consumo se realiza en una taza cuyo tamaño es grande, oscilando entre los 200 y los 250ml.

¿Cómo se prepara un cafe con leche?

1.Prepara una taza de café fuerte. Se sugiere la utilización del café expreso, preparando el café en una taza típica para mantener el sabor intenso. El café que contiene leche espumada hace referencia al café latte y no al cafe con leche.

En una cafetera se recomienda el uso del doble de granos molidos o bien la mitad de la cantidad del agua para conseguir el sabor intenso del café

En una prensa francesa, añadir 2-3 cucharadas de granos de café y dejar en reposo en el agua al menos 4 minutos hasta conseguir la temperatura deseada

2.Calienta una taza de leche. Cabe evitar que la leche se convierta en espuma durante el proceso de calentamiento. Verter la leche sobre un cazo a fuego lento hasta que la temperatura se perciba elevada, sin llegar a hervir.

El tipo de leche puede variar en función de las necesidades personales, pero la leche entera consigue un cafe con leche auténtico y delicioso

Todas las bebidas con leche pueden presentarse con una ligera espuma, mejorando así el sabor. Esto puede conseguirse al batir la leche durante 10 segundos previo a sacarla del fuego.

3.Vierte el café y la leche a la vez. Verter a partes iguales ambos ingredientes reduce la formación de la espuma. Para esto, es común utilizar vasos medidores con los que transferir la leche.

Utilizar una mayor proporción de un ingrediente u otro conlleva el aumento o la reducción de la intensidad en el sabor

En caso de no poder verter el café y la leche a la vez, se recomienda verter la leche en primer lugar y el café a posteriori.

4.Sirve el cafe con leche. En Francia utilizan una taza pequeña, mientras que en Italia se sirve en un vaso alto con asa.

¿Qué tipo de café es el ideal para su preparación?

En términos generales, no existen factores determinantes a la hora de escoger un tipo de café u otro para la elaboración del cafe con leche. Existen defensores del café molido tradicional y defensores de las nuevas tendencias que copan el consumo del café en monodosis o cápsula.

Ambos cafés son correctos para prepararlo, ya que las cápsulas mantienen el sabor intacto y las posibles diferencias no se aprecian. En este caso, es el paladar quien actúa de mediador y decide por qué café elegir. Como ya hemos mencionado en otras ocasiones, el café tradicional puede prepararse en casa con mayor cuidado, mientras que el recurso de las cápsulas, más rápido, puede ser una opción para el trabajo.

Por su parte, en este tipo de café, la leche se calienta en el microondas o por cualquier medio que sea capaz de elevar la temperatura y no tenga como resultado ninguna textura o aspecto diferenciado.

¿En qué se diferencia el cafe con leche del café latte?

Decantarse por un café latte, cuando se está pidiendo un cafe con leche, puede ser un tremendo error: ¡Son bebidas diferentes! El origen del café latte está en Italia, y la principal diferencia se encuentra en la preparación de la bebida, ya que consta de la mezcla del café con la leche.

En este caso, el café latte consigue un aspecto de crema en la leche, ya que se prepara con una máquina de aire líquido que consigue el cambio de textura como resultado. En cuanto a las cantidades, el café latte se presenta con una menor proporción de café mientras que la leche aparece cremosa.

Consejos prácticos

Para obtener el mejor cafe con leche se debe seguir las siguientes recomendaciones o consejos:

  • Escoger granos de café fresco.
  • Moler los granos al momento y en función del grado que se necesita.
  • Agua de calidad, sin sabores ni olores.
  • Preparar 7gr de café.
  • Presionar el café de forma adecuada para obtener el mejor resultado expreso.
  • Leche fresca de calidad.
  • Infusionar 25ml de agua a 90ºC.
  • Emulsionar la leche a 65ºC máximo.
  • Echar la leche en el café, vertiendo haciendo círculos.
  • Hacer Latte Art (dibujos con la leche) puede favorecer su presentación del cafe con leche, además de satisfacer el olfato y el gusto.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *