Cafe_Americano
Tipos de Café

Cómo preparar un Cafe Americano correctamente

Aunque estén apareciendo multitud de locales especializados en café, y esto hace que suba la calidad media del sector y cree clientes más exigentes. A pesar de todo ello sigue siendo difícil encontrar ciertos tipos de café servidos de forma correcta.

Es el caso del cafe americano, con el que existe mucha confusión en lo que a su preparación respecta, entendiendo este tipo de café como un expreso largo con más agua. ¿Quieres saber cómo se prepara de forma rápida y sencilla? Sigue leyendo, te lo contamos a lo largo del artículo.

La gran pregunta, ¿qué es un café americano?

Dependiendo del país en el que nos encontremos, el concepto de cafe americano y su preparación puede variar. Para muchas personas, el americano es únicamente el que se hace en cafeteras de filtro, puesto que esta es la forma tradicional en la que se prepara en Estados Unidos. Para otros, el americano es un café espresso servido con más agua.


De todas formas, lo que sí está totalmente claro es que el resultado del café americano es un café mucho más suave, y preparado con más agua que el espresso.

Entonces, ¿el americano tiene más cafeína que un espresso?

En muchas ocasiones se escucha que si tomas café americano, en vez de un espresso estás reduciendo la toma de cafeína. Esto no es necesariamente así, puesto que al tratarse de un café más suave se suele tomar más cantidad y en muchas ocasiones la ingesta de cafeína puede ser mayor a la de un café espresso.

Cómo preparar un Cafe Americano

Como existe diversidad de opiniones acerca de la correcta preparación de un cafe Americano. A continuación vamos a explicar las dos principales y más extendidas formas de prepararlo: con una cafetera de filtro y añadiendo agua a un espresso.

En ambos casos necesitaremos los siguientes ingredientes:

  • Café molido.
  • Agua.
  • Azúcar.

¿Cómo prepararlo con una cafetera de filtro?

1- Llenar el recipiente de la cafetera con agua.

2- Introducir 4 cucharadas (unos 60 gr) de café molido en el filtro por cada litro de agua. Puedes graduar su intensidad añadiendo más o menos café.

3- Ahora hay que encender la cafetera y esperar a que hierba el agua y pueda mezclarse con el café.

4- Servir y endulzar al gusto.

¿Cómo prepararlo añadiendo agua?

Es muy probable que no dispongas de una cafetera de filtro, por ello esta forma de prepararlo se ha ido extendiendo.

1- Pon en una taza agua caliente (la cantidad dependerá de la intensidad que busques)

2- Prepara tu café espresso.

3- Añade el café a la taza de agua caliente.

4- Endulza y disfruta.

Muchas personas buscan la crema del café como sinónimo de un buen café, con esta forma de preparación podrás obtenerla, y podrás disfrutar de un americano con crema. Hay que dejar claro, que el purista de un Americano no quiere crema, tan solo un café con un buen sabor pero con más agua.

En la gran mayoría de cafeterías y establecimientos al pedir un americano no lo prepararan mediante cafetera de filtro y simplemente dejaran que corra más agua a través del café para conseguir hacerlo más largo. A priori puede parecer una buena solución, pero eso hará que el café esté requemado y con un sabor no adecuado.

Otra forma que se suele emplear si no se cuenta con una cafetera de filtro, es preparar el espresso y añadir el agua después hasta conseguir la intensidad y tamaño adecuado. Esta opción se suele servir con el café en una taza y una jarrita de agua caliente al lado, para poder añadírsela al café. De esta forma conseguiremos el cafe americano a nuestro propio gusto y además evitaremos quemar el café por sobreextracción.

La leyenda del café americano.

La leyenda señala su origen en la Segunda Guerra Mundial, pero esto no es cierto del todo… aunque probablemente es la versión más conocida de la historia del café americano.

Los soldados americanos cuando estaban en Italia, pedian un café mucho más largo, más suave y ligero que el típico café italiano, corto e intenso (espresso italiano y el ristretto). Los soldados estaban acostumbrados a tomar el café de filtro, que es el que realmente se tomaba en America.

Una de las soluciones que aplicaron los baristas Italianos ante la demanda de los soldados americanos fue acompañar su café italiano con una jarrita de agua caliente para rebajar el café. Pero ya sabemos que esta no es la forma de preparar el americano original. Sin embargo podríamos llamarle: el nuevo cafe americano.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *